Edeca | Trabajo Y Educación Social | Cómo cuidar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

Cómo cuidar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

Publicado: 21 Jun 2022
Cómo cuidar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

Antes de acudir a una entrevista de trabajo, pasamos días estudiando y preparando posibles preguntas que nos puedan hacer. Pero, ¿has pensado en qué hacer con tus manos? ¿Qué cara pondrás? 

Muchas veces nos centramos más en lo que decimos, que en cómo lo decimos, cuando el lenguaje no verbal puede llegar a ser incluso más importante que lo que dices, ya que puede potenciar tu mensaje o, por el contrario, anularlo. 

Y es que, un gesto o una mirada, puede transmitir muchísima más información sobre lo que la persona siente en ese momento.

La comunicación no verbal en una entrevista de trabajo, puede ser el punto clave para que seas el elegido para el puesto. Hoy, te contamos cómo cuidar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo.

 

¿Qué es la comunicación no verbal?

La comunicación no verbal es un proceso de comunicación que no utiliza las palabras. El mensaje es transmitido a través de gestos o signos que realizamos con nuestro cuerpo, como pueden ser posturas, expresiones faciales o movimientos. 

El lenguaje no verbal dice mucho sobre cómo es una persona, puesto que hay movimientos o expresiones que tenemos tan arraigados que los realizamos inconscientemente.

La comunicación no verbal incluye muchos elementos no verbales como pueden ser:

  • Expresiones faciales. Podemos decir que la cara es el reflejo del alma.

  • Gestos

  • Posturas

  • Apariencia. La primera impresión es un factor clave.

  • Factores asociados al lenguaje verbal. El tono con el que hablas, ritmo, volumen, timbre o silencios.

 

La importancia de la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

El trabajo es algo fundamental en nuestra vida, ya que es la fuente de ingresos que va a satisfacer nuestras necesidades. Tras pasar el filtro del currículum, que nos concedan una entrevista, es el siguiente paso para conseguir el puesto al que nos postulamos. 

Al ser algo importante para nosotros, normalmente, si no ha habido mucha práctica haciendo entrevistas, puede ser una situación que nos ponga algo nerviosos. 

Cuidar y controlar el lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo es muy importante, porque en muchas ocasiones, el personal de Recursos Humanos o los entrevistadores están preparados y formados para analizar el comportamiento del entrevistado.

Parte del éxito que tengamos o no en el proceso de selección, va a depender de que nuestro lenguaje verbal y no verbal sean coherentes entre ellos.

Los nervios pueden ser traicioneros y nos pueden jugar una mala pasada. Nos sudan las manos, titubeamos… No muestran la seguridad que debemos tener para cubrir el puesto de trabajo. 

Para que no ocurra esto, es importante prepararse para la entrevista tanto el qué, como el cómo lo vamos a decir. 

 

Cómo cuidar la comunicación no verbal en una entrevista

Controlar el lenguaje no verbal no siempre es fácil y requiere tiempo, ya que muchos gestos o movimientos forman parte de nuestra personalidad.

Sea como sea, para controlarlo lo máximo posible, intenta no improvisar. Ensaya tanto como sea necesario hasta que el discurso y la conducta resulte espontánea y natural. Debes creértelo y sentirlo tú mismo, para convencer a los demás después.

A continuación, te damos una serie de consejos para mejorar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo.

 

1. Prepara el entorno.

Debido a la transformación digital, cada vez es más habitual realizar las entrevistas vía Skype o alguna otra plataforma similar.

Por ello, es importante que escojas un lugar tranquilo y ordenado, que te otorgue una imagen profesional. 

 

2. Puntualidad y saludo.

No llegues tarde. Pero tampoco con demasiada antelación. Lo ideal es llegar 5 o 10 minutos antes.

A la hora de saludar, da la mano con energía, de forma firme y sin brusquedad. Acompaña el saludo de una sonrisa que transmita confianza. El contacto corporal debe limitarse al saludo y a la despedida.  

 

3. Cuida tu imagen.

La primera impresión que das es muy importante. Digamos que es tu carta de presentación y que puede condicionar el resto de la entrevista. Intenta investigar antes y vestir acorde a la empresa. Evita ser demasiado extravagante y apuesta por algo discreto. Recuerda: menos es más.

Eso sí, debes sentirte cómodo y seguro con lo que llevas, ya que de manera contraria puedes mostrarte inseguro. 

Y qué decir de la higiene personal. Tienes que mostrarte aseado y limpio. Sin manchas.

 

4. Vigila tu postura y el contacto visual.

La postura nos ayuda a transmitir seguridad, por ello has de procurar que sea correcta. Ocupa tu asiento sin recostarte en él y respeta la distancia con el entrevistador. Mantén tu espalda erguida y relajada.

Respecto al contacto visual, procura mirar al frente a la persona que te está entrevistando. Desviar la mirada hacia elementos de la habitación puede transmitir desinterés, mientras que mirar hacia abajo puede denotar falta de confianza en uno mismo o timidez. 

¿Y cómo pongo las piernas? Lo ideal es tenerlas juntas con los pies en el suelo, ya que cruzarlas denota inseguridad y estiradas desinterés y prepotencia. 

 cuidar la comunicacion no verbal en una entrevista de trabajo


5. Refuerza el mensaje con tus gestos.

Realizar gestos con las manos o la cabeza reforzará o complementará nuestro discurso. Además, transmitiremos más entusiasmo y confianza.

Pero no sólo podemos usarlos mientras hablamos. Asentir suavemente cuando la otra persona nos está hablando, manifestará una escucha activa e interés en lo que no están diciendo. 

Hay que tener cuidado con ciertos gestos como apretar los puños, mirar el reloj, cruzar los brazos o esconderlos o tocarse mucho el pelo o la cara, ya que pueden indicar nerviosismo o falta de confianza. Así que evita estas prácticas de comunicación no verbal y no gesticules de manera exagerada.

 

6. Sé sincero y natural y muestra seguridad.

Establece contacto visual y sonríe de forma agradable. Una sonrisa sincera y natural (importante) va a ser tu mejor aliada para transmitir seguridad, confianza y empatía. Hace que resultes una persona positiva y alegre, por lo que, se recomienda acompañar tanto el saludo como la despedida con una sonrisa. 

Cuidado. Esto no significa que tengas que estar toda la entrevista sonriendo, ya que podrías transmitir falta de seriedad y profesionalidad.

 

7. Cuida los factores asociados al discurso.

La forma en cómo decimos nuestro discurso es muy importante también para que este sea más creíble o menos. Además, influye mucho en el interés o la motivación que muestras. Lo ideal es que el nivel de entusiasmo esté acorde con el contexto.

Como consejo para cuidar la comunicación no verbal en la entrevista, intenta hablar con claridad, sin titubear, sin muletillas como “Ehh..” y sin precipitarse. Si hablas demasiado rápido, puedes mostrar ansiedad.

 

Mejora tu lenguaje no verbal

En definitiva, para cuidar la comunicación no verbal en una entrevista de trabajo, lo mejor es prepararse y ensayar. Ante el espejo, en voz alta, grabándose… Sólo así podrás ver tus errores y cómo corregirlos. Repítelo tantas veces hasta que te sientas cómodo y te salga natural. 

Si aún así te sientes inseguro, puedes pedir ayuda a algún amigo o familiar, para realizar una simulación de la entrevista. Así además, trabajarás la improvisación si alguna pregunta no te la esperas y la otra persona podrá ver tus reacciones. 

Al final, la clave está en confiar en uno mismo y demostrar que vales para el puesto que se oferta. Cuanto más seguro estés de ti mismo, tu discurso será más natural y controlarás mejor tu comunicación no verbal. 

Si quieres formarte en el área de Recursos Humanos y formar parte del equipo de selección de personal de las empresas, en Edeca Formación, tenemos a tu disposición el Máster en Recursos Humanoscon el que aprenderás todo sobre reclutamiento y selección de personal.  

Otras noticias que te pueden interesar

¿Cuáles son los límites de la mediación?

¿Cuáles son los límites de la mediación?

Hay conflictos que, por su perjudicación a una de las partes, es mejor solventarlos a través de la vía penal. Hoy, hablamos de los límites de la mediación.
Hambre emocional. ¿Tienes hambre o ansiedad por la comida?

Hambre emocional. ¿Tienes hambre o ansiedad por la comida?

Son muchas las personas que buscan refugio en la comida. Por eso, es necesario sentarnos, respirar y preguntarnos: ¿tengo realmente hambre o se trata de ansiedad? Hoy te hablamos sobre la llamada hambre emocional.
Cómo se representa la depresión en la infancia

Cómo se representa la depresión en la infancia

Las depresiones infantiles no han sido identificadas y diagnosticadas por los profesionales hasta los años setenta, debido a que la mayoría de las veces se presenta de manera encubierta y latente, a través de síntomas inespecíficos, no típicamente depresivos, además, la falta de madurez conlleva que los niños no siempre sepan describir lo que sienten.