Edeca | Trabajo Y Educación Social | ¿Cómo podemos resolver conflictos en el aula?

¿Cómo podemos resolver conflictos en el aula?

Publicado: 24 Sep 2019
¿Cómo podemos resolver conflictos en el aula?

Los conflictos en el aula, en forma de discusiones o peleas, es algo a lo que nos enfrentamos cada día en clase. 

Más allá de evitarlos, tenemos también que aprender a cómo gestionarlos y resolverlos, teniendo en cuenta que son niños y adolescentes los que forman parte de estos.

En este post hablamos de esta realidad y te damos las claves para la resolución de conflictos en el aula.

 

¿Qué es un conflicto?

La definición de conflicto no resulta complicada, pues solo se trata de un desacuerdo entre dos o más personas. Sin embargo, la naturaleza del conflicto, junto con las consecuencias, es lo que hace que la solución de éste sea un punto de inflexión en una situación.

Por ello hay que tener en cuenta que los conflictos en el aula son una realidad inherente al hecho de convivir. Lo que debe preocuparnos no es su existencia sino cómo podemos resolver estos, tal y como hablamos en este post sobre cómo superar el miedo al conflicto.

 

Tipos de conflictos en el aula

Tenemos que tener en cuenta que, los conflictos en el aula pueden darse entre alumnos, o entre alumnos y profesores. Los conflictos más comunes en clase son:

  • Conflicto verbal. A través de insultos, rumores, amenazas, intimidación, etc.
  • Conflicto físico. Peleas o agresiones que pueden ir acompañados con violencia verbal.
  • Actitudes disruptivas para alterar el desarrollo de la clase.
  • Conflictos antisociales. Se generan en el aula pero se expanden fuera de esta. Se trata de acoso, bullying o ciberbullying, robos, etc.

Como puedes ver, el conflicto se puede representar de muchos modos y en varios niveles, siendo la solución más o menos compleja.

 resolver conflictos en el aula

Cómo resolver conflictos en el aula

Los conflictos en el aula pueden aparecer por el clima competitivo, el egoísmo, el trabajo en equipo, el déficit de autoestima o la misma carencia de habilidades para resolver problemas.

En general, cuando surgen conflictos, los resuelven los adultos, sin contar con la capacidad de los niños y adolescentes para confrontar opiniones, ponerse de acuerdo y asumir las consecuencias de su manera de actuar.

En la mayoría de los casos, la institución escolar no enseña a resolver las situaciones conflictivas. Cada profesor actúa según su propio criterio siguiendo el modelo tradicional, que castiga al agresor y defiende al agredido.

Para contrarrestar la ausencia de modelo social no agresivo, es imprescindible que la escuela programe la enseñanza de la resolución de conflictos por la vía pacífica, potenciando el papel del mediador, asumido por todos y cada uno de los alumnos y fomentando la escucha reflectiva y la inteligencia emocional.

Si en tu clase suele haber mal ambiente y son habituales las peleas y disputas, la clave es el diálogo. Estos son algunos consejos para resolver conflictos en el aula:

  1. Para resolver cualquier conflicto es necesario saber dialogar y ponerse de acuerdo. Esto es fundamental para una buena convivencia en clase. Por eso, es bueno que los niños y adolescentes aprendan a trabajar en equipo.
  2. Hay que saber expresar el propio punto de vista siendo objetivo, y también escuchar la opinión de los demás con respeto.
  3. Escuchar y conocer primero el problema y cómo se sienten, y luego enseñarles a dialogar sobre el mismo.
  4. Establecer normas y límites para una mejor convivencia.
  5. Establecer, por parte del centro educativo, un tiempo para enseñar a los niños a resolver sus conflictos mediante el diálogo y el acuerdo.
  6. Los conflictos se resuelven en frío. Tanto los niños como el profesorado tienen que estar tranquilos para poder resolver el problema sin gritos, ni quejas.
  7. Ten un protocolo de actuación para cada conflicto, adaptado a la gravedad de este. 
  8. Pon en práctica estrategias de intervención de conflictos como la mediación, conciliación, arbitraje, etc.
  9. Busca siempre soluciones constructivas, que ayuden a resolver el problema y que sean duraderas en el tiempo.
  10. Haz un seguimiento del problema para ver si se ha resuelto. No descuides la situación y cuida a tus alumnos, agredido y agresor. 

 

Conclusiones

Los conflictos en el aula como hemos dicho se dan entre menores, por lo que tenemos que tener en cuenta también el nivel de madurez de los afectados. Pero, para eso estamos los docentes, para enseñar y para guiar a los alumnos a resolver los problemas.

Ayudarles a resolver conflictos en el aula, les ayudará también a desarrollarse personalmente y a que aprendan a gestionar estos problemas durante su vida. Y tú , ¿Cómo resuelves los conflictos con tus alumnos?

 

Otras noticias que te pueden interesar

Cómo estimular las 4 hormonas de la Felicidad

Cómo estimular las 4 hormonas de la Felicidad

Tranquilo, hoy no vamos a entrar en un debate filosófico de esos que tuviste que estudiar en el Instituto, sobre qué es o no es la felicidad. Tan sólo te decimos que, si pensabas que la felicidad dependía de lo que tienes o no tienes, estás muy equiv…
¿Cómo prevenir la adicción a la tecnología?

¿Cómo prevenir la adicción a la tecnología?

Las nuevas tecnologías pueden tener un gran potencial educativo y comunicativo pero su uso inadecuado o abusivo puede acarrear importantes consecuencias negativas para jóvenes y adultos. Según la  Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta relacionados con las nuevas adicciones o adicciones sin sustancia.
¿Qué es la psicología criminal?

¿Qué es la psicología criminal?

Parece que la psicología criminal solo es una cosa de películas, ¿verdad? Pues no, esta es una disciplina muy amplia y muy usada dentro de la psicología. La sucesiva ola de ataques terroristas producidas en las últimas décadas en todo el mundo, ha su…