Relajación

Relajación

La relajación es un estado de las emociones, que tiene características fisiológicas, subjetivas y conductuales, por lo que adquiere mucha importancia a nivel fisiológico y psíquico, puesto que es una actividad de mente y cuerpo, ya que el primero es el único capaz de dominar al segundo.

Conocer técnicas de relajación y practicarlas supone ayudarse a uno mismo a combatir las emociones negativas y a generar estrategias para el control conductual, disminuyendo la ansiedad.

Algunas técnicas para practicar la relajación pueden ser:

  • Contracción-distensión: esta técnica consiste en contraer un músculo o grupo de músculos durante unos segundos para luego aflojar la contracción progresivamente. Permite sentir perfectamente la distensión del grupo muscular objeto del ejercicio.
  • Balanceo: consiste en imitar el movimiento de un balancín, de un columpio. Se trata de realizar un movimiento de vaivén de adelante hacia atrás o de derecha a izquierda.
  • Estiramiento-relajación: esta técnica consiste en estirar progresivamente una parte del cuerpo, alargándola lo máximo posible. Debe mantenerse esa postura durante unos segundos y luego aflojar suavemente esa parte del cuerpo. Después se balancea ligeramente.
  • Caída: esta técnica consiste en dejar que la fuerza de gravedad actúe sobre el cuerpo. Así, tras haber levantado una parte del cuerpo, la dejamos caer lentamente, resbalando sin que se golpee. Se deja descansar durante unos segundos y luego se repite el movimiento dos o tres veces.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.