Relajación como medio de autocontrol

Relajación como medio de autocontrol

Cuando hablamos de autocontrol emocional no nos referimos a la negación o represión de nuestros verdaderos sentimientos. El mal humor, por ejemplo, tiene también su utilidad; según Goleman, el enojo, la melancolía y el miedo pueden llegar a ser fuentes de creatividad, energía y comunicación.

Es totalmente imprescindible para el autocontrol conocer detalladamente el propio proceso de control y pérdida de éste. Y es totalmente imprescindible para prevenir la pérdida de control conocer detalladamente la capacidad de relajación. Para ello existen múltiples posibilidades que deberán de usarse en momentos de no tensión, en lugares tranquilos y que aporten calma:

  • Ejercicios de relajación o yoga
  • Técnicas de relajación (en libros especializados, terapias, …)
  • Música relajante
  • Baños o duchas calientes y pausadas
  • Una afición relajante: pintar, jardinería, nadar, cantar, puzles…
  • Recibir masajes
  • Charlar con una persona reflexiva
  • Leer
  • Caminar bajo la lluvia
  • Acariciar en silencio o ser acariciado
  • Escribir
  • Realizar alguna tarea manual: marquetería, soldadura, punto de cruz, mecánica, coleccionismo, …

¿Qué te apetecería probar para buscar tu momento de relax?

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.