Inteligencia emocional

Inteligencia emocional

El concepto Inteligencia Emocional, surgido en 1990, rompe el concepto monolítico y cognitivo de la Inteligencia y abre un nuevo y apasionante campo al demostrar la relación entre las emociones y el aprendizaje, la salud, el rendimiento laboral, el bienestar personal, … Las investigaciones sugieren que la inteligencia emocional es responsable, por lo menos, del 80% del éxito en nuestras vidas.

La inteligencia emocional está formada por un conjunto de competencias emocionales que pueden ser desarrolladas por medio del aprendizaje y la experiencia cotidiana. Éstas se definen como el “conjunto de conocimientos, capacidades, habilidades y actitudes necesarias para comprender, expresar y regular, de forma apropiada, los fenómenos emocionales” (Bisquerra).

¿Cuáles son las competencias emocionales?

  1. Conciencia emocional: consiste en conocer las propias emociones y las de los demás, así como la capacidad para darles nombre, porque sólo cuando se conoce y pone nombre a la emoción se está en disposición de controlarla.
  2. Regulación de las emociones: capacidad para manejar emociones e impulsos de forma apropiada. Se la considera el elemento fundamental de la educación emocional. Algunas técnicas concretas para desarrollar la regulación emocional son el diálogo con uno mismo, el control del estrés (relajación, meditación, respiración), las autoafirmaciones positivas, etc.
  3. Autonomía emocional. Es la capacidad para pensar, sentir, tomar decisiones o actuar por sí mismo. Para ser autónomos emocionalmente es importante desarrollar la autoestima y la automotivación.
  4. Competencia social o habilidades socioemocionales. Es la capacidad para mantener buenas relaciones con otras personas. Para desarrollarla, es importante aprender a comunicarnos adecuadamente de forma asertiva y a ser empáticos.
  5. Habilidades de vida. Se entiende por habilidades de vida la utilización de comportamientos apropiados y responsables de solución de problemas personales, familiares, profesionales y sociales. Todo ello de cara a potenciar el bienestar personal y social.

 

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.