Dependencia física y psicológica en conductas adictivas

Dependencia física y psicológica en conductas adictivas

La dependencia física, que recibe hoy la denominación de neuroadaptación, es un estado caracterizado por la necesidad de mantener unos niveles determinados de una droga en el organismo, desarrollándose un vínculo droga-organismo. Sus dos componentes principales son: la tolerancia y el síndrome de abstinencia agudo (los efectos clínicos del síndrome de abstinencia agudo varían según el tipo de droga. En general, se puede decir que los signos y síntomas del síndrome son los contrarios a los característicos efectos que provoca la droga).

La dependencia psicológica viene determinada por el deseo irresistible (estado de anhelo o “craving”) de volver a consumir la droga, para:

  1. Obtener sus efectos (agradables, placenteros y/o evasivos)
  2. Evitar el malestar que se siente con la ausencia de la droga.

Por tanto, la dependencia será condicionada por las actividades de búsqueda de la droga y los patrones de consumo.

La dependencia psicológica es una situación compleja, y la intensidad y rapidez con la que se instaura, así como la dificultad para salir de ella, dependerán de factores tales como: constitucionales, educativos, sociales, ambientales, motivacionales, antropológicos, etc.; y están, también, relacionados con características de la propia droga (eficacia, propiedades intrínsecas, vía de administración, etc.).

Los conocimientos actuales llevan a la conclusión de que los síntomas y signos que señalan la existencia de dependencia física y psicológica están mucho más interrelacionaos de lo que se creía. La dependencia psicológica es tan destructiva como la física, pero resulta más difícil de superar, ya que es aquella que impulsa al drogodependiente a administrarse de nuevo la droga, después de llevar meses o años de abstinencia.

En definitiva, la dependencia física que pueda desencadenar a droga no se considera imprescindible en el contexto de una drogodependencia, la dependencia psicológica, por el contrario, es el fenómeno clave de la dependencia.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.