Cultura de empresa

Cultura de empresa

Los investigadores Peters y Waterman, en 1982, destacaron que “la cultura de empresa bien encauzada genera mejores resultados y constituye un elemento diferenciador con respecto a las demás organizaciones”.

La cultura de empresa o cultura corporativa puede definirse como: Un conjunto de creencias – inventadas, descubiertas o desarrolladas por un grupo determinado al ir aprendiendo a enfrentarse con sus problemas de adaptación externa y de integración interna- que hayan ejercido la suficiente influencia como para ser consideradas válidas y, en consecuencia, ser enseñadas a los nuevos miembros como el modo correcto de percibir, pensar y sentir esos problemas (Edgar Schetn).

Sucesivas investigaciones en la década de los 80 comprobaron definitivamente que la cultura de empresa “debidamente orientada” ayudaba enormemente a conseguir una mejora en la competitividad de los recursos humanos en la organización. Dicho esto, puede afirmarse que la cultura de empresa está integrada por los valores que tiene asumidos la organización (“lo que aquí interesa”, “lo que aquí debe hacerse”) y que la distinguen de otras. Por ejemplo, son valores trabajar en equipo, la ética, la calidad de servicio, el espíritu de servicio, la tendencia a la innovación, etc., y éstos nos sirven para medir el grado de lo que está bien o está mal.

Pero si la cultura de empresa puede ser una herramienta para solucionar problemas, conseguir mejor calidad y un mayor desarrollo, cabe también advertir que, mal entendida o mal dirigida, puede significar un freno o dificultad importante para adaptar la estructura y las estrategias al mercado o a las necesidades organizativas. La cultura de empresa puede desarrollarse en sentido negativo y ser una “mala cultura”.

Además, ¿es posible que la empresa tenga más de una cultura corporativa? Existen en las grandes compañías ciertas subculturas que están inmersas dentro de la “cultura dominante” y es que, en determinadas áreas, departamentos, equipos de trabajo e, incluso, en unidades dispersas en otras zonas geográficas de la misma empresa, hay singulares formas de ver las cosas o hacerlas, pero siempre dentro de la cultura general institucionalizada.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.