Conflicto laboral

Conflicto laboral

Entendemos por conflicto laboral la confrontación de los intereses entre individuos, grupos y organizaciones que se encuentran relacionadas por un lazo laboral.

Las principales características del conflicto laboral son:

  • Es inherente a la vida de toda organización e individuo, porque las interacciones humanas se caracterizan por el desacuerdo y el conflicto.
  • Es dinámico.
  • Es inevitable debido a los intereses contrapuestos presentes en los grupos.
  • Pueden ser internos o externos a las personas y a la organización.
  • Para reconducirlo, minimizarlo y/o resolverlo, hay que utilizar las estrategias adecuadas.
  • Es detectable si se consideran los indicadores oportunos.
  • Sus consecuencias pueden ser positivas o negativas.
  • Si se manejan adecuadamente, pueden ayudar a la empresa a alcanzar sus objetivos.

El conflicto puede actuar como una fuerza positiva o negativa, de modo que en lugar de esforzarnos en que desaparezca, debemos eliminar aquellos conflictos que afecten negativamente a la hora de alcanzar los objetivos de la empresa.

Los conflictos se pueden definir en función de los efectos que producen en la empresa, pudiendo ser funcionales o disfuncionales.

Conflicto Funcional. Es una confrontación entre grupos que resulta positiva para el rendimiento de la empresa. Por ejemplo, puede desatarse entre dos departamentos de un mismo hospital con respecto al sistema más eficaz para prestar atención sanitaria a las familias de renta baja del medio rural. Ambos departamentos están de acuerdo con respecto al objetivo, pero no en cuanto a los medios para alcanzarlo. Con cualquiera que sea la solución, lo más probable es que las familias de baja renta del medio rural reciban mejor atención médica cuando se resuelva el conflicto.

Si en las organizaciones no se produjeran conflictos de este tipo, habría pocos motivos para introducir cambios y la mayoría de los grupos llegarían a una situación de práctica inactividad. Por tanto:

  • Fomenta la identidad y cohesión grupal
  • Se identifican problemas a solucionar
  • Estimula la creatividad y la innovación en la búsqueda de soluciones
  • Genera consecuencias positivas y constructivas

Conflicto Disfuncional. Es cualquier confrontación o interacción entre grupos que perjudica a la organización o impide que alcance sus objetivos. La dirección debe tratar de eliminar los conflictos de este tipo.

En la mayor parte de los casos es imposible identificar con precisión el momento en que un conflicto funcional se convierte en disfuncional. Es decir, un nivel idéntico de tensiones y conflictos, que da lugar a que un grupo avance de forma saludable y positiva hacia sus objetivos, puede resultar perturbador y disfuncional en otro grupo (o incluso en el mismo grupo en otro momento). Los conflictos disfuncionales, por tanto, pueden afectar negativamente al rendimiento de personas, grupos y organizaciones.

  • Visión del conflicto absolutamente negativa y a evitar.
  • Énfasis en los aspectos violentos e irracionales.
  • Polariza, divide y estereotipa.
  • Afecta negativamente a la comunicación.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.