Educación familiar

Educación familiar

¿Qué es la educación familiar? Por educación familiar se puede entender básicamente tres «educaciones»:

  • Educación que se desprende de la vida familiar, es decir, en la familia se produce la educación. La vida misma instruye a las personas sabiamente y, sobre todo, cuando están inmersas en un medio vital de relaciones interpersonales que dejan huella, como ocurre con las relaciones familiares; sin que se pretenda de modo directo, en la vida familiar todos repercuten en todos, y esta influencia es educativa. Al pensar en esta educación familiar, sobresale el papel de los padres respecto a los hijos, pero también se da en una dirección contraria; al fin y al cabo, también se aprende a ser padres y a educar como padres, y a ese aprendizaje contribuyen los hijos.
  • Educación dirigida a potenciar la vida familiar. Lo que quiere decir que, hay profesionales que enseñan a los miembros de una familia a impulsar su propia vida familiar. Estos profesionales enseñan a ser y a hacer familia, pero también facilitan que la vida familiar sea fuente de las experiencias vitales que instruyen, de algún modo, a todos los miembros de la familia. Es en este espacio de la educación familiar donde más se percibe la relación de la intervención educativa con otras participaciones profesionales como es, por ejemplo, la terapia, hasta el punto de no diferenciar los límites entre las diversas y posibles actividades de promoción de la vida familiar.
  • Educación para la intervención social en las familias. Se trata de un modo de intervención sustitutiva o compensatoria, en la que algunos profesionales hacen las veces de los padres y educan a los niños y jóvenes. Corresponde esta tarea a trabajadores y educadores sociales, pedagogos y psicólogos, que trabajan en servicios sociales.

La investigación sobre la familia, en general, se ha incrementado en los últimos años y también se aprecia una tímida aceleración en la investigación sobre la educación familiar. La profesionalización de los agentes de la educación familiar es una muestra de esto.

No obstante, continúa siendo necesario profundizar en las bases científicas de la educación familiar para alcanzar un mayor entendimiento de la familia y de su posibilidad, necesidad y capacidad de educación de las personas.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.