“Estado de Flow”

“Estado de Flow”

El Estado de Flow (o Estado de Fluidez) ocurre cuando estamos tan inmersos en una actividad que parece que el que el tiempo vuela y disfrutamos del placer de cada segundo que pasa. Si alguna vez has experimentado el Estado de Flow, habrás notado que estás tan concentrado o concentrada en aquello que estás haciendo, que te olvidas de lo que ocurre a tu alrededor y no deseas que ese instante acabe.

El Flow es un estado emocional positivo que se caracteriza por una implicación total en la actividad que estamos realizando, sin importarnos nada más, mientras mantenemos un grado de concentración absoluto, es decir, es un estado subjetivo que las personas experimentan cuando están completamente involucradas en algo hasta el extremo de olvidarse del tiempo, la fatiga y de todo lo demás, excepto la actividad en sí misma.

El término Fluir (flow en inglés) es introducido por Mihály Csikszentimiháyi y se relaciona con la creatividad, el talento y la felicidad, y es uno de los pilares básicos de la psicología positiva.

 

¿Cuándo se produce?

El Estado de Flow se produce cuando las capacidades y habilidades con las que contamos se encuentran en equilibrio con aquellos retos y desafíos que la actividad presenta. Las metas, por lo tanto serán realistas y la tarea, no resultará ni demasiado fácil ni demasiado difícil, al encontrarse en armonía con las propias habilidades.

Podemos experimentar este estado emocional positivo al realizar cualquier tipo de actividad, como por ejemplo, la pintura, la escritura, practicando algún deporte o teniendo una conversación con alguien. Esta felicidad puede experimentarla cualquier persona, siempre y cuando se reúnan los requisitos que anteriormente hemos explicado, relacionados con el mantenimiento del equilibrio entre las habilidades y la complejidad de la actividad.

 

¿Cuáles son las características del fluir?

Algunas características que definen al fluir son:

  • Disminución de la auto-conciencia.
  • Equilibrio entre el desafío y las habilidades de la persona.
  • Unión de la acción y el pensamiento.
  • Continua sensación de sorpresa mediante la realización de la actividad.
  • La actividad es un fin en sí misma.
  • Se hace lo que se quiere hacer con seguridad.
  • Distorsión del tiempo.
  • Eliminación de las distracciones.

 

¿Cómo podemos lograr llegar al Flow?

Para cultivar el estado de Flow podemos:

  • Hacer de cada actividad o tarea un juego.
  • Concentrarse en la actividad, buscando la trascendencia o el éxtasis.
  • Fijarse una meta.
  • Buscar al realizar la actividad la máxima eficacia y no el máximo esfuerzo. -Controlar nuestro estado de conciencia. -No perseguir el éxito.
  • Dejarse ir en el proceso de realización de la actividad. Seguramente la clave se encuentre en hacer aquello que queremos de la mejor manera posible y hasta donde nuestras capacidades nos indiquen.

No hay comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.